Capacitarse es una tarea fundamental en cualquiera de las profesiones, más aún en las áreas de construcción e ingeniería, cuya actividad está sujeta a cambios de legislaciones, tecnologías y métodos. De ahí que la actualización de conocimientos se convierta en un eje transversal.

 

Los gremios y asociaciones de profesionales juegan un papel fundamental es estos aspectos, pues son ellos quienes -en su mayoría- gestionan y ofertan al público este tipo de convocatorias. Ethel Pinto, vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Civiles del Guayas, comenta que “la constante actualización es fundamental para conocer los cambios que se dan en el sector, en todos los ámbitos”.

 

Este organismo, aunque está situado en Guayas, recibe a profesionales de todo el país. Tiene una estructura de formación continua, que abarca ocho áreas definidas: estructuras, mecánica de suelos, hidráulica, pavimentos y vías, división de obras sanitarias y medioambiente, informática, y construcción y costos. Contar con esta estructura ha permitido que la institución diversifique su oferta de cursos y que cada vez más profesionales puedan capacitarse.

 

Silverio Durán, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon), asegura que el avance de los conocimientos y de la tecnología exigen que los profesionales adquieran nuevos conocimientos continuamente. Por eso, en su organismo existe el centro de capacitación Cedecom, encargado de la gestión de estas actividades. Durán comenta que uno de los temas que más llama la atención es el de Costos en Construcción, basado en un ‘software’ que optimiza el trabajo de ingenieros y arquitectos, tanto en la contratación pública como en la privada.

 

En general, los expertos explican que la oferta de cursos de capacitación -a nivel nacional- en temas de ingeniería y construcción es buena. No obstante, recomiendan a los profesionales de estas ramas buscar lugares que cuenten con los avales correspondientes. Los colegios y gremios tienen todos los permisos y autorizaciones para brindar este tipo de preparaciones especializadas.

 

Finalmente, estas mismas agrupaciones ofrecen a los constructores la posibilidad de abrir cursos sobre un tema específico para sus colaboradores. Tanto Pinto como Durán coinciden en que estas facilidades se dan con el objetivo de mejorar metodologías y técnicas, que contribuyen a tener construcciones más seguras en el país. Aunque por el momento, la modalidad presencial es la más usada, no se descarta que, en el futuro, se propongan modalidades semipresenciales y ‘online’ . 








Suscríbase a nuestro Boletín

 

 

 

 

 
Copyright © 2018 Mundo Constructor