Realizado por: Ing. Tomás Morocho Llinín, Mic. Ingeniero Civil. / Máster en Ingeniería y Administración de la Construcción. / Diplomado Superior en Calidad y Productividad de la Construcción
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 

 

Gracias al presente trabajo investigativo, se ha podido determinar que el factor más importante en la calidad final de los procesos constructivos es la mano de obra de albañilería. Los datos obtenidos han permitido hacer una evaluación y diseñar un plan estratégico para influir en las políticas actuales y procesos constructivos; así como también en un cambio de mentalidad y actitud de los obreros de la construcción y gerentes técnicos involucrados. El plan estratégico se encamina a ponerse en práctica en las obras analizadas y evaluadas, convirtiéndose en prototipo para las empresas constructoras.

 

Discusión

La puesta en marcha de este proyecto contribuyó a aumentar la calidad en las obra seleccionadas, la considerable reducción de patologías y la reducción de desperdicio generada por la mano de obra no calificada. El resultado fue exitoso, ya que el personal se convirtió en patrimonio de las empresas.

 

Introducción:

La construcción civil es considerada como una actividad de baja productividad por la imprecisión en cuanto a costos, plazos y calidad. Esto se debe principalmente a una falta de desarrollo tecnológico del sector. La información recopilada corresponde a tres proyectos habitacionales ubicados dentro del Distrito Metropolitano de Quito. De las primeras investigaciones realizadas in-situ, el principal problema encontrado es la deficiencia de los procesos constructivos por la mano de obra no calificada y, en segundo lugar, la gran cantidad de desperdicio de materiales de construcción.

 

Objetivos

Determinar en los procesos constructivos las deficiencias que se generan y buscar soluciones para disminuir el porcentaje de la mala calidad en la ejecución de las obras, y establecer consciencia del grave problema que significa tener mano de obra no calificada.


Metodología

Los resultados obtenidos corresponden a un lapso de ocho meses y las obras analizadas son de características semejantes.

 

 

Estudio

1. ESTADO ACTUAL DE LA MANO OBRA

En la industria de la construcción civil, hasta ahora no se ha considerado una alternativa que permita encaminar hacia la excelencia a los proyectos. Si se piensa que todo el entorno, por más mecanizado y tecnificado que este sea, el elemento fundamental es la gente (mano de obra). Se ha analizado a la gente que trabaja en los distintos proyectos objeto del estudio y a quienes desarrollan trabajos con ningún conocimiento técnico.

 

Para entender de mejor manera la relación y la influencia de la mano de obra en la construcción de obras civiles se procedió a hacer encuestas, que permitieron estimar la influencia de las políticas que se desean aplicar en miras a obtener el mejoramiento continuo en los procesos constructivos y obtener un producto de calidad.

 

La mano de obra implica el 30 y el 35% del costo total, según las estadísticas. A continuación se presenta un cuadro que indica el número de trabajadores de la construcción que prestan su mano de obra en un periodo de ocho meses.

 

 

De los datos recopilados, se desprende que los peones son más del 46% del total de los obreros de la construcción y el otro 54% lo constituyen los maestros mayores, albañiles, plomeros, electricistas. Los maestros fierreros y carpinteros se encuentran en la práctica incluidos como albañiles.

 

 

Una vez cuantificados los obreros en los proyectos, se decidió investigar cuál es el porcentaje de ellos que tienen algún tipo de preparación técnica en la función que desempeña.

 

 

PORCENTAJE DE NÚMERO DE OBREROS PREPARADOS

Los resultados obtenidos ponen en evidencia una realidad que no es únicamente de los proyectos analizados, sino que es característico de todas las construcciones de nuestro medio. Puede notarse que la falta de preparación técnica en relación a la albañilería, pues los plomeros y los electricistas tienen más del 50% de preparación técnica.

 

Esta realidad se debe a distintas causas: falta de estabilidad en el trabajo, no se da ningún tipo de incentivo a la mejor preparación, carencia de servicios sociales y médicos tanto para el trabajador como para su familias y sueldos muy bajos.

 

En base a los resultados anteriores se investigó la cantidad de trabajadores que desearían incorporarse a talleres de instrucción técnica dictados en la misma obra.

 

Del análisis realizado se observa que el 68% aceptan la capacitación en obra, pero en el caso de albañiles y peones se observa que el porcentaje tiende a bajar debido a que no son mano de obra estable, sino más bien ocasional.

 

2. DESARROLLO DE LA CAPACITACIÓN A OBREROS EN OBRA

Una vez analizado la situación actual de la mano de obra en los distintos proyectos se realizó un diseño para el mejoramiento continuo de la fuerza laboral.

 

Los objetivos se basaron en mejorar la calidad de la mano de obra, hacer que la construcción sea un taller de formación teórico-práctico, jerarquizar internamente la mano de obra en base a categoría y a niveles de capacitación, estimular al trabajador a que aprenda nuevas técnicas y comprometerlos a que las aplique en la obra, elaborar manuales técnicos de referencia y crear un equipo permanente capacitado para todos los proyectos que se ejecuten.

 

Inicialmente en el proceso de capacitación se contó con los ingenieros y gerentes de obra y con sus asistentes técnicos. Los costos fueron asumidos por la gerencia del proyecto, los cuales incluyeron pagos adicionales de horas extras a instructores y alumnos, y material didáctico necesario.

 

 

La obra constituyó en un taller, donde se desarrollaron las actividades de capacitación que fueron dictadas por el residente de obra. Cada una de las lecciones fueron de acuerdo a las etapas constructivas. Iniciaba al término de la jornada de trabajo y duraba como mínimo una hora. Los talleres trataron los siguientes temas generales:

 

  1. Cultura general
  2. Normas básicas del trabajo
  3. Normas básicas de aseo dentro y fuera de la obra
  4. Normas básicas de seguridad industrial
  5. Optimización de usos de los materiales
  6. Mantenimiento y organización de herramientas
  7. Técnicas básicas de construcción
  8. Lectura e interpretación de planos

 

También se crearon tablas que manejen índices de control de desperdicio de materiales y de horas hombre trabajadas. Adicionalmente se sistematizó un chequeo periódico de la calidad de la obra en distintas fases de construcción, generación de incentivos económicos a los trabajadores de mejor desempeño, capacitación continua y creación de recompensas al grupo de mejor desempeño y que se adapte a los nuevos sistemas de control de calidad.


Con todo esto se realizaron evaluaciones periódicas de los procesos y de los productos que permitan determinar el grado de eficiencia alcanzado, en base al listado de los obreros capacitados, no se consideraron a maestros que no asistieron y aprobaron los cursos.

 

Se verificaron indicadores de productividad como:

 

  1. Índices de desperdicio
  2. Índices de rendimiento
  3. Índices de calidad
  4. Índices de accidentes
  5. Índices de cumplimiento de normas y especificaciones
  6. Índices de adaptación a los talleres de capacitación e innovaciones constructivas

 

Si los resultados no fueron los deseados por la gerencia del proyecto se buscaron nuevas alternativas de enseñanza como incrementar el número de horas para la capacitación y buscar alianzas con algún centro de capacitación profesional.

 

3. PÉRDIDAS Y DESPERDICIO DE MATERIALES

Las técnicas utilizadas en las tres obras producen desperdicios debido a los métodos empleados y hacen que los niveles de productividad sean bajos. Esto genera gran volumen de desechos, los mismos que generan costos adicionales. Es necesario asumir los costos de consumo excesivo de material, de desalojo de desecho, de horas hombre y utilización de maquinaria inadecuada.

 

El estudio mostró que hay considerables variaciones en relación a la incidencia de las perdidas en los distintos materiales y de uno solo en las tres obras. Entre las causas por las pérdidas está la falta de modulación de los proyectos, de integración entre los diseños, la mala administración de los materiales, la mano de obra no calificada, la alteración del proyecto durante el transcurso del proceso constructivo, entre otros.

 

 

De los resultados obtenidos, se puede verificar que en los materiales investigados existe un aumento en el costo total de la obra que va entre un 5,06% a un 7,38%, que es un valor muy elevado si se considera que solo se han obtenido datos respecto al 20% del valor de la obra, es decir, que en el costo de los materiales investigados he existido una pérdida económica entre un 25% y 56%. Es una situación extremadamente preocupante.

 

La parte más importante para reducir las pérdidas es incrementar la comunicación entre los trabajadores, supervisores y planificadores. Consiste en hacer un listado de pérdidas, de tal manera que sea fácil la identificación y una lista clasificada de las potenciales causas de esas pérdidas. La coordinación modular es otra estrategia. Consiste en hacer una optimización de los espacios que se requiere para realizar actividades en los diferentes ambientes, relacionándolos con las dimensiones de los materiales. Esto habilita que el diseño arquitectónico se base en módulos o medidas predeterminadas y el desperdicio de los materiales sea mínimo o llegue a cero.

 

 

RESULTADOS

Los resultados que se lograron fueron los siguientes:

 

  • Aceptación a la preparación técnica.
  • Incremento a los salarios de los obreros de acuerdo al número de horas de capacitación.
  • Clasificación jerárquica medio y superior entre los trabajadores.
  • Mejor de calidad en cada etapa de los procesos constructivos.
  • Mejorías en nivel de cultura por parte de los obreros.
  • Reducción de desperdicios. 







Suscríbase a nuestro Boletín

 

 

 

 

 
Copyright © 2018 Mundo Constructor