Las consultorías son importantes para el desarrollo de las construcciones. La participación de especialistas en temas como la geotecnia o la seguridad industrial son determinantes para que la obra se desenvuelva sin contratiempos y se entregue a tiempo a los inversores y promotores.

 

El estudio de suelo, por ejemplo, es trascendental al concebir una edificación, pues los resultados de la investigación pueden marcar la diferencia entre la subsistencia o el colapso de una estructura. Los ingenieros en geotecnia son los encargados de hacer análisis que, más que un requisito para obtener los permisos de construcción, representan un verdadero insumo de información, que determinará la forma y el proceso constructivo de un edificio.

 

Es necesario que el constructor conozca que el ‘ingeniero de suelos’ debe ser un profesional integral con conocimientos en geotecnia, geología, hidrología, hidráulica, medioambiente, estructuras, cimentaciones e ingeniería de construcción. El documento, resultado de la investigación del especialista, es una guía para las actividades posteriores como la remoción de tierras, excavaciones a cielo abierto, diseño y construcción de muros, pantallas y sótanos, construcción de vialidad, cimentaciones y diseño estructural. Este último es particularmente importante debido a que involucra la comprensión de amenazas de tipo geotécnico, geológico e hidrológico, de manera que la estructura pueda interactuar con el entorno en armonía perfecta.

 

Otro aspecto importante es la seguridad industrial durante todo el proceso constructivo. Diego Tobar, gerente general de Kranec, comenta que lo que se busca en estos casos es brindar un asesoramiento integral al constructor. La consultoría en este tema tiene varias etapas, que comprenden desde el análisis del proyecto hasta la implementación y seguimiento de todos los procesos. Los profesionales en seguridad industrial se encargan de las capacitaciones diarias a todos los obreros y operarios, dotación de equipos homologados por la autoridad competente e instalación de sistemas de protección colectiva. “El objetivo es que el constructor se dedique a construir, mientras nosotros velamos por el cumplimiento de toda la normativa, que exige la ley y garantizamos la seguridad de todos quienes intervienen en una obra”, asegura Tobar.

 

Además, el experto explica que el consultor en seguridad industrial debe llevar estadísticas y documentación de todo lo que pasa durante la construcción de la obra. Entre otras cosas, Kranec –por ejemplo– realiza periódicamente mediciones de ruido, polvo y afectación a la vista de la obra. La norma obliga a realizar este tipo de análisis periódicamente.

 

Es recomendable que, por cada 60 personas, haya un técnico de seguridad industrial en la obra, con el objetivo de minimizar riesgos. No obstante, Tobar cuenta que esto varía de acuerdo a la vulnerabilidad de las etapas de la construcción. Lo importante es que el constructor cuente con un aliado estratégico, que se encargue de la seguridad de la construcción. 








Suscríbase a nuestro Boletín

 

 

 

 

 
Copyright © 2018 Mundo Constructor