"El Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón (YNECYC) proporciona apoyo y asesoramiento al constructor para incrementar el valor de la obra." 

El Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón (INECYC) es una entidad privada encargada de dar soporte a los constructores. Esta institución, sin fines de lucro, tiene una extensión: un laboratorio para realizar investigaciones y promover programas de certificación internacional a través del American Concrete Institute (ACI). Actualmente, cuenta con la designación mediante auditoría del Servicio de Acreditación Ecuatoriano bajo resolución 16400 del MIPRO, logro que ningún laboratorio ecuatoriano ha alcanzado hasta ahora en la rama de hormigón, cemento, agregados, mortero y relacionados. En este espacio, además, es posible realizar investigaciones del producto y las materias primas que componen el conglomerado.

 

La calidad del hormigón es un tema que ha ganado espacio en la construcción civil a nivel nacional, gracias a los grandes beneficios que se presentan al aplicarlo y, sobre todo, luego de evidenciar la devastación sufrida en el terremoto del 16 de abril debido al deficiente uso de materiales en las edificaciones. Lo que sucedió hace un año es un llamado de atención a la población para que adquiera consciencia sobre la forma cómo construye. Asimismo, es una advertencia para los dueños de las canteras y las empresas que fabrican hormigón, ya que ellos son los encargados de tener un producto en óptimas condiciones para poder usarlo sin problemas.

 

La frecuencia de los ensayos del hormigón dependerá de los volúmenes de fundición que se manejen en el proyecto, parámetro establecido por la Norma Ecuatoriana de Construcción (NEC) y el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN). El trabajo se fundamenta en una serie de ensayos estandarizados que dictaminan si el material cumple o no con los criterios técnicos requeridos en obra. Es una manera profesional de hacer seguimiento a las propiedades de este material en estado fresco, ya que no basta centrarse en su resistencia final para considerarlo como el producto resultado de una buena mezcla o diseño.

Avalar la calidad de los materiales de construcción de un laboratorio de ensayo

"Las pruebas de laboratorio demostrarán el comportamiento y resistencia del hormigón en caso de un evento, como un sismo, y garantizará la seguridad". 

 

 

El soporte de un laboratorio de materiales de construcción es fundamental para minimizar la vulnerabilidad de una infraestructura. El correcto análisis garantiza calidad y sostenibilidad de la obra, y la responsabilidad del constructor.

 

Un principio básico, que debe conocer todo especialista en materiales, es entender que la resistencia del hormigón se determina mediante la compresión de cilindros estandarizados; mientras que la resistencia del cemento a través de la compresión de cubos de mortero.

 

En el hormigón no solo se realizan ensayos al producto final, sino también a sus materias primas: arena, ripio, cemento, agua de mezclado e incluso aditivos que normalmente se añaden.

 

Paso a Paso

El agregado grueso (ripio), por ejemplo, cumple funciones específicas como ocupar mayor volumen en la mezcla o proporcionar su resistencia característica. Por esta razón, es necesario conocer su aptitud ante su uso. la determinación del porcentaje de desgaste mediante pruebas de abrasión es un resultado que señala indirectamente la resistencia mecánica que puede soportar, así como el ensayo de colorimetría en el agregado fino (arena) establecerá si este contiene impurezas orgánicas que atenten en contra de la mezcla. 

 

El cementante es el material más importante en una mezcla de hormigón, sin quitar importancia a los demás ingredientes. Su función es darle vida a lo que conocemos como hormigón gracias a sus propiedades. Para verificar su calidad, se aplican ensayos establecidos en las normas INEN 152, 490 Y 2380, que permiten definir la finura del cemento, resistencia, expansión, calor de hidratación, tiempos de fraguado, consistencia, etc. 

 

los requisitos solicitados. El control de calidad no solo se verificará en laboratorio y planta, sino que también será necesario realizar una inspección exhaustiva en obra. Existe otra gran cantidad de pruebas que se aplican antes, durante y después del proyecto como las de mampuestos, mortero de enlucido e inyección, hormigón proyectado, extracción de núcleos y anclajes, que requieren del estudio de nuevas tecnologías en base a las normas vigentes. Es importante señalar que tener una conducta in situ garantiza la calidad de la obra y la aplicación del seguimiento técnico del material que se utilizará para construir.








Suscríbase a nuestro Boletín

 

 

 

 

 
Copyright © 2017 Mundo Constructor