Movilidad y desarrollo de la construcción en Ecuador

16 septiembre 2021
Donde expertos en el sector hablaron sobre el tema enfatizando el rol que tiene el sector privado en el desarrollo del sector inmobiliario y de la construcción.  El panel contó con tres importantes invitados: Damián Kints, Arquitecto y consultor independiente, movilidad diseño y planificación urbana; y, Alberto Andino, Presidente de Andino & Asociados. Y fue moderado por Roberto Carrión, experto en Construcción.  Alberto Andino, Presidente de Andino & Asociados, señaló que “es importante la necesidad de políticas públicas porque a veces se confunde la movilidad con ingeniería de transporte cuando en realidad la movilidad mueve ciudadanos. Y si algo requerimos es lo hoy Quito está aprobando, el nuevo Plan de Uso y Gestión de Suelo y el Plan de Ordenamiento Territorial, que plantea un nuevo reto a la ciudad: caminar hacia un modelo de desarrollo de la ciudad multicéntrico ya no concentrado con centralidades y micro centralidades.” En relación a los promotores, Andino explicó que el nuevo Plan de Uso y Gestión del Suelo (PUGS) está planteando una apuesta por la ciudad en altura, “para esos estamos, para que la ciudad utilice eficientemente su infraestructura y que sea compacta. Lo que sí sucede es que la ciudad no le propone al sector inmobiliario planes de desarrollo parciales donde pueda implementar todo su potencial de inversión, sino que debemos buscar terrenos sueltos donde desarrollar. Esperamos que en alianzas público privadas -que es la única manera de trabajar-, podamos desarrollar vivienda social”. Aseguró que deben incorporarse nuevos suelos a costos accesibles y que ello no quede en letra muerta. El 70% de lo construido en la ciudad corresponde a actividad informal y una ordenanza no cambia esa realidad. Acorde a la visión del experto se requieren acciones concretas de generación e intervención en el mercado de suelo para que pueda ser accesible y “trabajemos de manera formal todos los promotores, de todos los tamaños, en beneficio de la ciudad”, enfatizó.  Por su parte, Damián Kints, Arquitecto y consultor independiente, destacó que “es imprescindible que se genere una planificación del territorio y el uso de la gestión del suelo. Con la planificación de la movilidad estamos acostumbrados a que la ciudad crezca. Y entre la Secretaría de Movilidad, la empresa de pasajeros o los proveedores informales de transporte ponen parches en la ciudad y solventan los problemas de la ciudadanía, que cada vez está más lejos de sus destinos”. Kint también explicó que el problema de la articulación tiene dos aristas: el ordenamiento del territorio y de la movilidad, que nos ha llevado a una ciudad obesa que no usa eficientemente los recursos. Y ahora, con el Plan de Uso y Gestión del Suelo, que plantea en base a muchísimos estudios anteriores, una ciudad policéntrica y compacta con centralidades y micro centralidades Refiriéndose al plan actual, señala que mucha gente va a ir migrando hacia afuera y “no hay todavía claridad cómo van a conectarse con los Valles o el norte de la ciudad -como San Antonio, donde se ha concentrado la vivienda social-. Tampoco hay claridad de cómo se van a conectar con el Metro de Quito, que está en el hipercentro y sirve mejor hacia el sur, pero hacia el norte (Calderón, Carcelén, Carapungo y San Antonio), están desconectados. Es indispensable que se tomen en cuenta estas condiciones y que se planteen métodos distintos de movilidad que no sean dependientes del automóvil”.  El experto también dijo que “para un Quito en altura es importante considerar que hay distintas formas de ocupación del suelo, que permiten densidades altas o mayores, incluso que existan torres aisladas en altura. Y si hablamos de movilidad, también es importante contar con frentes continuos porque para un peatón es distinto movilizarse, no es lo mismo caminar en la calle con frentes activos, con locales comerciales, con gente que mira el espacio público versus caminar al lado de cerramientos o espacios vacíos”. Y concluyó explicando que “se debe pensar en el entorno peatonal y no solo en la densidades, también en el espacio en el que vamos a circular, a fin de crear distintas formas de ocupación del suelo y torres versus plataformas más continuas o bajas como por ejemplo, Barcelona o París, que no pasan de 8 pisos con densidades altísimas y son ciudades más caminables”.

Tags:

Mundo Ekos
¡Regístrate!
y recibe contenido PREMIUM
SUSCRÍBETE