El PIB del Sector de Construcción espera crecer un 3.5% en 2023

31 octubre 2022

De acuerdo con las recientes estimaciones del Banco Central del Ecuador (BCE), la entidad recorta las previsiones de crecimiento del sector de la construcción de 2,9% a -2% en 2022. Este ajuste en las proyecciones surge en medio de un recorte de las previsiones de crecimiento del PIB general, de 2,8% a 2,7% para este año.

The Economist asocia esta rebaja en las previsiones al retraso en la aprobación de reformas urgentes para impulsar la actividad económica, el costo económico del paro nacional suscitado en junio, la invasión de Rusia a Ucrania (que ha provocado una escalada histórica de la inflación), recesión económica en Estados Unidos y una ralentización del crecimiento económico a nivel mundial.   

Sin embargo, en 2023, la entidad central avizora una recuperación del sector tras cuatro años consecutivos de contracción. En ese año, el BCE prevé que las actividades relacionadas a la construcción crezcan en términos reales 3,5% y ascienda a USD 11.331 millones (en términos nominales), situándose como uno de los sectores con mejores perspectivas de crecimiento en el próximo año, por encima de actividades como la “elaboración de cacao, chocolate y productos de confitería” (3,4%), “fabricación de productos de la refinación de petróleo y de otros productos” (3,2%) y “Comercio al por mayor y al por menor; y reparación de vehículos automotores y motocicletas” (3%).




En contexto con estas previsiones, el aporte de la construcción al PIB total la situaría como uno de los sectores más relevantes de la economía. Su aporte al PIB se mantendría en 6,1% en 2023, y junto a “comercio al por mayor y al por menor; y reparación de vehículos automotores y motocicletas” (11%), “extracción de petróleo, gas natural y actividades de servicio relacionadas” (8,2%), “transporte y almacenamiento” (7,4%) y “administración pública, defensa; planes de seguridad social obligatoria” (6,1%), completaría el top 5 de los principales sectores con mayor Valor Agregado Bruto (VAB) por actividad económica, según el BCE.




La recuperación del sector de la construcción sugiere un trabajo mancomunado, de mediano y largo plazo, entre los agentes de la economía. En este sentido, asentar las bases de su consolidación implica la promoción de la inversión privada mediante la estabilidad jurídica. De esta manera, el 2023 será un año clave para el sector, cuyo crecimiento se reflejará en una mejora sustancial de los principales indicadores macroeconómicos del país.




Por: Juan Carlos Zabala A. y Jonathan Guamán Ch. - Ekos Research

Mundo Ekos
¡Regístrate!
y recibe contenido PREMIUM
SUSCRÍBETE