¿Es la madera una buena opción para enfrentar terremotos?

10 octubre 2021

Con el avance de las investigaciones, pruebas y experimentos en ingeniería, los países con actividades tectónicas ya cuentan con el conocimiento para reducir el peligro de muerte y los daños ocasionados. 

Algunas soluciones y materiales funcionan mejor en caso de terremotos y la madera es uno de ellos.



Imagen tomada de Plataforma Arquitectura Un terremoto emite ondas de choque a intervalos cortos y rápidos, como una carga horizontal extremadamente severa. Los edificios generalmente soportan bien las cargas verticales (tanto permanentes como accidentales, como la gravedad, el peso propio y otras cargas incluidas).

En el caso de un terremoto, las fuerzas laterales transmitidas por sus ondas hacen vibrar toda la estructura, lo que puede provocar desde daños superficiales hasta el colapso total de la estructura. En las regiones donde existe actividad sísmica se utilizan cimientos flexibles, contrapesos e incluso péndulos en edificios altos para tratar de evitar o contrabalancear la estructura mientras se balancea. Pero, además de los refuerzos estructurales, los materiales que componen el edificio jugarán un papel clave en un evento sísmico excepcional.



Imagen tomada de Plataforma Arquitectura La madera como material estructural funciona particularmente bien en el caso de los terremotos, ya que presenta una alta ductilidad. Esto significa que es un material que soporta una gran deformación antes de fracturarse. Es decir, se dobla antes de romperse. Basta pensar en el comportamiento de un árbol en una tormenta de viento.

Esto ocurre porque la madera está compuesta de celdas largas, delgadas y fuertes; y la forma alargada de las paredes de las celdas le da a la madera su resistencia estructural.

Lee también>>Conoce un prototipo de estructura flotante de emergencia posterremoto




Imagen tomada de Plataforma Arquitectura Los productos de madera pueden soportar cargas muy elevadas, especialmente cuando se ejercen fuerzas de compresión y tensión paralelas a las fibras de madera. Además, la madera es un material ligero y esto influye positivamente. Cuanta menos masa tenga el edificio, menos fuerza de inercia se creará con las ondas sísmicas. La madera es cinco veces más ligera que el hormigón, lo que reduce considerablemente las fuerzas sísmicas en un edificio.

Muchas investigaciones, con pruebas reales, han demostrado que las construcciones con madera de ingeniería, incluyendo conectores metálicos, presentan un comportamiento muy adecuado frente a estos fenómenos naturales. Además, al no tener barras de refuerzo incorporadas en el material se pueden detectar daños con bastante facilidad. Siempre que tenga la conexión bien definida en el sistema, la reparación oportuna es posible.


Texto original tomado de Plataforma Arquitectura.


Lee más>> Conoce el edificio de madera más grande del mundo

Tags:

Mundo Ekos
¡Regístrate!
y recibe contenido PREMIUM
SUSCRÍBETE