Essen, un ejemplo de estética y ecología

07 noviembre 2022

Aledaño al Scala Shopping, en Cumbayá, se encuentra uno de los pocos edificios ‘green’ del país. Su nombre, Essen, es en honor a la naturaleza y los amplios espacios verdes que contiene la ciudad del oeste de Alemania. Por eso, una abundante vegetación se ha encargado de invadir la fachada y terraza de este edificio que ahora es el punto de llegada de diferentes tipos de aves.

Con su visión de ser eco sustentable, el proyecto aplicó modelos de eficiencia energética y control climático pasivo con el fin de ampliar la funcionalidad de cada espacio.

“La idea siempre fue darle un toque natural al edificio. Buscamos que sea sostenible desde el proceso de construcción. Tratamos en la medida de lo posible fomentar un ahorro de agua y energía, la optimización de uso de materiales e incluso potenciar el trabajo de mano de obra cercana”, comenta Hugo Brito, arquitecto encargado del proyecto con Brito Arquitectura.

En sus cuatro pisos de construcción, Essen tiene el membrete de sostenibilidad en cada espacio. La entrada cuenta varias jardineras con regaderas automáticas que recolectan agua lluvia. Al llegar al ascensor, un agujero refleja la mirada del exterior y permite la entrada de luz natural para iluminar cada hall. Además, este dispositivo cuenta con un motor especial encargado de ahorrar energía hasta en un 60.5%. 

Un proceso de construcción enfocado a Edge

Brito comenta que la obra inició en 2019, pero a partir desde su concepción, conseguir la certificación Edge fue un objetivo. Así, el arquitecto comenta que se contactaron con la consultora para que audite el edificio. Los resultados fueron más que positivos, ya que Essen sobrepasó la media de edificios verdes del país, hasta asegurarse el título de ser la primera construcción con Edge Advance 3.0 en Ecuador.

¿Cómo logró Essen su certificación Edge Advance 3.0?


El edificio cuenta con 12 paneles solares individualizados para agua caliente con recirculación programada. Cada departamento tiene su propio panel solar y bomba de agua.

Para lograr la certificación, la obra logró un ahorro de 41% de energía, 28% de agua y un 58% de energía incorporada en materiales. 

Usan toberas en las aletas de la fachada. Estas permiten que los vientos preponderantes -en sentido este-oeste- pasen  a través de ellas generando ventilaciones cruzadas interestructurales

Las ventilaciones cruzadas son posibles gracias a su altura y la apertura de mamparas deslizables

Los materiales del edificio conjugan con la naturaleza presente tanto en los espacios útiles como en las fachadas. Además, el entorno y su visualización 360 grados se integra con la vegetación del edificio, llegando a ser el eje visual para la mayoría de espacios.


Mundo Ekos
¡Regístrate!
y recibe contenido PREMIUM
SUSCRÍBETE